miércoles, 27 de octubre de 2010

SCOTT PILGRIM VS. JUEGA.TV



"Han hecho llorar a un hombre de 34 años" fueron las palabras que se escucharon en un cine del centro de San Diego después de una de las primeras exhibiciones públicas que tuvo la película Scott Pilgrim Vs. The World. Edgar Wright, director de la cinta, fue quien las dijo después de ver la respuesta de la gente que no paró de reír y aplaudir durante los 112 minutos de duración de su adaptación cinematográfica a uno de los más grandes fenómenos de la historieta independiente en los últimos años.

Wright, quien en su currículum puede presumir orgulloso las comedias Shaun of the Dead y Hot Fuzz, se mostraba conmovido con lágrimas en los ojos al final de la cinta, acompañado de buena parte del elenco que tiene a Michael Cera en el rol principal. Scott Pilgrim me había parecido, supongo que al igual que a la mayoría de los asistentes a esa función, divertidísima, aunque al día siguiente escuché una opinión distinta, una atractiva periodista española me comentaba que no le había gustado nada, ¿por qué?

No entendí su opinión hasta que me percaté de su edad (lo que no le restaba un gramo de belleza), tenía más años que los que le hubieran permitido disfrutar de las referencias de la película y por ende las referencias de la historieta. Scott Pilgrim Vs. El Mundo trata sobre un muchacho de 22 años que debe pelear contra los siete ex de Ramona V. Flowers, una chica de la que ha caído perdidamente enamorado, siendo todo narrado de una forma muy original, combinando medios, cine, cómic y videojuego.

Probablemente el amor adolescente tiene sin cuidado a la doña y ya ni mencionar los chistes acerca de Pac-Man o Mortal Kombat, pero en ese caso hubiera hecho lo mismo que Roger Ebert, el reputado crítico de cine del Chicago Sun-Times, quien prefirió no emitir una opinión sobre la película, aprovechando un periódo de descanso para otros proyectos y declarándose neófito en cuanto a videojuegos. Aunque por otra parte, ¿quién no ha tenido que batallar con ex malvados? Al menos metafóricamente; creo que con eso cualquiera se puede identificar. Las rupturas en la juventud son devastadoras, así como el autoconocimiento edificante.

El ritmo con el que la historia es narrada en pantalla es vertiginoso, mientras que la banda sonora es usada magistralmente apoyando la trama, incluyendo canciones de Metric, Nigel Godrich, Black Francis y Beck, quien compuso varias de las rolas que ejecuta la banda de la cual es bajista Pilgrim, Sex Bob-omb. El sello distintivo del director está presente e incluso las libertades creativas o variaciones que se hicieron a la historia original se entienden y creo que respetan la esencia de los 6 volúmenes y su desenlace.

A pesar de la apabullante forma, llena de cortes y efectos, también hay mucho de fondo y si van dispuestos quizá salgan del cine con más que una sonrisa. Vean Scott Pilgrim y consíganse una vida... extra.

2 comentarios:

  1. Por los boletos para la peli de scout pilgrim, la referencia de la banda Sex bom-omb es referencia a Mario bros. Al bom-omb!!!

    ResponderEliminar